Aceptación; el primer paso

Hoy quiero hacer un poco gráfico esto, cada uno de nosotros tiene una única tubería emocional, es decir imagina un tubo por donde pasa el agua, así es gráficamente nuestra tubería de emociones; la particular característica que tiene ésta,  es que no existen extensiones ni derivaciones, no hay una conexión para las emociones que nos gustan, ni una conexión para las que no nos gustan, solo hay un camino.

Entonces, por aquí pasa el Amor, la paz, la tranquilidad, el gozo, la felicidad, pero a su vez, pasa la rabia, la frustración, la impotencia, la tristeza, en fin, todo lo que emocionalmente podamos experimentar pasa por la misma vía de acceso.

Imagina que estás pasando por un momento de mucho dolor que te genera rabia intensa, y, no te gusta verte rabioso, quisieras todo el momento estar feliz, y frente a estas ideas, decides ponerle un Tapón, para evitar sentir esta rabia.  Dicho tapón resiste todo el tiempo que quieras, inclusive toda la vida si así mismo lo decides. Pues efectivamente esta rabia quedó atrapado ahí y puedes simular que todo está bien y no pasa nada.

Pero como solo hay una vía de tránsito, después te encuentras con alguien a quien amas mucho y sientes este amor que comienza a fluir por aquella tubería, pero al llegar al tapón, no hay paso, se acumula allí. También te encuentras en un trancón intenso y nuevamente una emoción esta vez de estrés comienza a fluir, hasta que se encuentra nuevamente con el tapón, la rabia, la felicidad y ahora el estrés se encuentran juntas.. Con el tiempo llegas a tener un delicioso cóctel emocional.

Vuelve a visualizar la totalidad del tubo, antes del tapón se acumula un cóctel de emociones, después del tapón una anestesia emocional. ¿No te ha pasado que aunque vives tu día a día, y tienes cosas maravillosas a tu alrededor, plenamente merecedoras de un sentimiento de gratitud, pareciera que nada te conecta?

No te preocupes, a la mayoría de las personas nos pasa o nos pasó alguna vez. En el sentido común, ¿cuál sería la lógica?, retira el tapón. Pero es a lo que más le temes, porque sabes que lo primero que va a ocurrir es una sensación de inestabilidad emocional, pues todo lo que estuvo acumulado, empezará a fluir, y es necesario que ocurra.

Ponte a pensar, una vez todo esto fluya, y dia a dia aceptes lo que sientes, evitando colocar tapones o retirarlos lo más pronto posible, te favorecerá vivir en el presente, aceptar la emoción que te genera ciertas circunstancias y saber afrontarlas y qué hacer con ellas.

Con ésta simulación te invito a entender, de qué se trata el empoderamiento emocional. No dejes de sentir, es justamente todo lo contrario, siente, y entrénate en la manera que más te gusta expresar lo que experimentas.

2018-09-24T02:08:02+00:00agosto 24th, 2018|Emociones|

Leave A Comment